Audubon de Venezuela

Experiencias

Aves de diversos colores y formas, sonidos, hermosos bosques y mucho que aprender son sinónimos del proyecto de anillado en Portachuelo, un escenario ideal para cautivar la atención e interés de cualquier persona respetuosa y amante de la naturaleza.

El proyecto de anillado en Portachuelo es sin dudas uno de los proyectos de largo plazo, en ornitología, con mayor trayectoria y pionero en el anillado de aves en Venezuela. Ha sido y seguirá siendo una de las principales aulas para mi formación como ornitólogo y biólogo en general, así como para muchas de las personas que han trabajado como voluntarios o técnicos para el proyecto.

En el proyecto se tiene la oportunidad de aprender diferentes aspectos sobre las aves, por ejemplo, su identificación, patrones de reproducción y mudas, métodos de captura y marcaje, y su adecuada manipulación.

De igual manera, ayudar a la formación de personas nuevas al proyecto es una agradable e interesante experiencia que, además, permite retribuir y contribuir con el proyecto.

Jhonathan Miranda.


 

 

El programa de monitoreo y anillado de aves en Portachuelo, ha sido, es y será, una escuela para aprender y compartir.

Participo en él desde el año 2003, y reconozco que es una de las experiencias que más ha influido en mi formación como estudiante de biología, en gran parte por el buen equipo técnico con el que este proyecto cuenta y por la oportunidad de tener el Parque Nacional Henri Pittier como aula de clases.

Además de servir como escuela para muchos biólogos y futuros ornitólogos, este proyecto es admirable, debido a la larga trayectoria que tiene, durante la cual ha dado grandes aportes al conocimiento de las aves venezolanas y ha servido como enlace para otros investigadores internacionales, interesados en las migraciones de algunas especies foráneas de aves.

Personalmente considero de gran importancia que este proyecto siga en pie, y que como éste, se realicen proyectos similares en todo el país, no sólo con el objetivo de monitorear las aves, sino también de otros grupos de la fauna venezolana"

Marcial Quiroga-Carmona
Licenciatura en Biología.


 

 

Experiencia y opinión del anillado.

Considero que el programa de aves migratorias es una excelente forma de hacer investigación, de hacer ciencia y obtener datos importantes que servirán para presentes y futuros investigadores. La experiencia como voluntaria en el trabajo de campo es sumamente satisfactoria, todos los días y año tras años se aprende algo nuevo, porque no existen 2 días iguales en portachuelo. No solo se aprende del manejo e identificación de un ave, también se aprende del trabajo en equipo, lo cual es fundamental, también es una gran experiencia para los amantes de la fotografía y quizás una de las mejores cosas sea convivir con técnicos y voluntarios que asisten desde todas partes de Venezuela.

Mariana Ayala O.

 


 

{igallery id="8092" cid="16" pid="2" type="classic" children="1" showmenu="1" tags="" limit="0"}

 

 

 

 

Todos los Derechos Reservados

RIF: J-00209922-4

Calle Cumaco con Arichuna.
Edif. Sociedad Venezolana
de Ciencias Naturales.
2do piso. Urb El Marqués

T: +58-212-272.87.08

E: info@audubonvenezuela.org

W: www.audubonvenezuela.org

Colabora con esta iniciativa

Hazte miembro

Haz una donación