Audubon de Venezuela

Programa de Monitoreo y Anillado de Aves en el paso de Portachuelo P.N. Henri Pittier

El Proyecto de Monitoreo de Aves Migratorias y Residentes consiste en cuantificar las especies de aves y sus desplazamientos diarios y estacionales a través del marcaje con anillos y posteriores recapturas de los individuos. Se realiza en el Paso Portachuelo, Parque Nacional Henri Pittier, Estado Aragua.

Es organizado por la Sociedad Conservacionista Audubon de Venezuela, bajo la dirección del Dr. Miguel Lentino y se lleva a cabo desde 1990.

 

OBJETIVO EL PROGRAMA

El objetivo de este programa es cuantificar la intensidad de uso por parte de las aves en el Paso de Portachuelo, a la vez de mantener un monitoreo periódico del área con el fin de poder detectar cambios en la dinámica poblacional de las especies migratoria. Asimismo, entender la dinámica de la comunidad de aves residentes en uno de los lugares con la mayor biodiversidad de Venezuela, ampliando, de esta manera, el limitado conocimiento que se posee acerca de las aves neotropicales y generando datos que puedan ser utilizados para su conservación.

Esto es particularmente importante en el caso de las aves migratorias de Norteamérica, muchas de las cuales han presentado reducciones poblacionales en las últimas décadas. Por lo tanto, mantener un programa de monitoreo y anillado de aves a largo plazo en zonas de invierno o rutas migratorias de gran importancia como lo es el Paso Portachuelo, es fundamental para ayudar a identificar los factores que pueden ser responsables de la disminución de los migratorios.

Adicionalmente, una base de datos actualizada sobre las especies de aves neotropicales y sus procesos de migración, genera información que puede ser asociada a fenómenos globales como el cambio climático, la pérdida de hábitats, entre otros factores.

ALCANCES

  • Determinación de especies de aves y en qué momento del año usan este paso.
  • Determinación de patrones de muda y época reproductiva de las especies de aves.
  • Determinación de la magnitud de los movimientos altitudinales dentro del parque.
  • Compilación de datos demográficos de las especies.
  • Entrenamiento de estudiantes en las técnicas de anillado y monitoreo de aves.

METODOLOGÍA

  • Se realizan salidas de campo a Paso Portachuelo entre el periodo de Septiembre-Octubre
  • La estación de anillado es coordinada por un ornitólogo quien es responsable de la toma de datos y tiene a su cargo 5 o 6 asistentes
  • se colocan de 12 a 14 mallas de niebla de 12m de largo y un entramado de 30-36mm
  • Las mallas se abren a las 6am y se mantienen bajo vigilancia constante hasta las 7pm.
  • El ave capturada, debe ser sujetada de manera que se limite su movimiento sin hacerle daño. Esto se logra colocando la cabeza del ave entre los dedos índice y medio de la mano y sujetándola con firmeza, pero sin generar presión. Las alas y el resto del cuerpo deben ser sujetados por la palma de la mano, mientras que las patas del ave son sujetas por los dedos pulgar y anular. Si se desea fotografiar al ave u observan detalladamente su plumaje, se la debe tomar por los muslos con el dedo índice y luego colocar sus patas entre los dedos índice y medio para sujetarla con firmeza pero sin lastimarla.
  • Para retirar al ave de la malla se debe, en primer lugar, determinar la dirección del vuelo, esto se hace observando en qué dirección se encuentra la cola del ave sin encontrarse enredada en la malla. Una vez determinada la dirección de vuelo se desenreda al ave, empezando por las patas, luego las alas y en último lugar la cabeza.
  • Las aves capturadas son anilladas con bandas de aluminio adecuadas para el tamaño de la especie (Lentino y col., 2008). A las aves migratorias de Norteamérica se les colocan anillos de U.S. Fish and Wildlife Service y a las especies residentes anillos de la Sociedad Conservacionista AUDUBON de Venezuela.
  • Se registra la especie del ave, el número del anillo, peso del ave, tamaño del ala, la cola, el tarso y el pico; igualmente, se hacen observaciones relacionadas con el sexo en caso de individuos con dimorfismo sexual, estado reproductivo y cantidad de grasa corporal en caso de las aves migratorias. En el caso de los colibríes, se les corta una pluma de la cola como señal de registro, ya que son muy pequeños para ser marcados usando los anillos. Posterior a la toma de datos, cada ave es liberada.
  • Se registran los datos de las condiciones de nubosidad (medidas por una persona) y velocidad del viento (usando un anemómetro manual) en la zona, durante las horas del muestreo. Esto se debe a que dichos factores pueden determinar los movimientos migratorios de muchas especies de aves (Richardson, 1978).
  • Los datos pasan a formar parte de la base de datos que se ha ido realizando desde 1990. En la misma se observa la variación de patrones como el tamaño poblacional, la distribución, época de migración y muda de plumaje, con respecto al paso del tiempo.


RESULTADOS

El proyecto de monitoreo de aves es un proyecto a largo plazo, que ha permitido obtener información sobre varios aspectos de las aves, como la supervivencia y longevidad de las especies , la migración en la Cordillera de la Costa, movimientos altitudinales, migraciones locales de las especies residentes, entre otros

Ha sido posible registrar cerca del 20% de las especies de aves que habitan en Venezuela, así como un importante número de especies migratorias de Norteamérica, que en invierno llegan al Parque Nacional, atraviesan el Paso de Portachuelo y se dispersan por toda la Cordillera de la Costa, en su viaje al interior del país y al sur del continente.

De esta manera, se ha desarrollado una base de datos de 46.518 aves anilladas y 13.089 colibríes marcados, con un total de 263 especies. Los largos años de estudio han permitido colectar una de las mayores bases de datos de vencejos, familia Apodidae, en el mundo.

El proyecto también tiene grandes logros a nivel de educación y conservación. El constante monitoreo de las aves residentes y migratorias del paso, ha permitido determinar el tamaño poblacional de algunas especies de aves, lo cual podría ser orientado en las campañas de conservación y manejo del parque hacia aquellas especies de aves que más lo necesitan.

A nivel educativo, el proyecto es responsable de la formación de más de 500 voluntarios, de diversas procedencias y sedes educativas, en las técnicas de anillado, identificación y monitoreo de aves y en el manejo de mallas de niebla.

LOGROS

Los resultados acumulados desde 1990 permiten:

  • Resaltar el valor de las aves como indicadoras de la calidad ambiental del parque y alrededores, por ser relativamente fáciles de monitorear y sensibles a los disturbios humanos.
  • Demostrar efectivamente el Paso de Portachuelo como Área de Protección Integral dentro del Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso del Parque Nacional Henri Pittier, y reafirmar su valor como ruta migratoria de aves.
  • La importancia del parque como espacio educativo y recreativo que potencia la sensibilización y el aprendizaje significativo a todos los niveles.
  • Mostrar la importancia de generar información confiable, dirigida a diferentes públicos, que suministre herramientas que apoyen la conservación de la biodiversidad del parque y el desarrollo sustentable de las comunidades locales.
  • El valor de promover y mantener alianzas inter-institucionales efectivas, alineadas con la gestión de conservación del parque y el desarrollo de las comunidades aledañas.
  • La pertinencia de apoyar el ecoturismo para promover viajes responsables en áreas naturales de alta fragilidad, dando participación y favoreciendo a las comunidades locales sensibilizadas.

ALIADOS

Durante todos estos años, el proyecto ha establecido alianzas entre varias organizaciones, tanto privadas como gubernamentales y universitarias, que han estado apoyando el dictado de cursos y el trabajo de campo. Entre las instituciones involucradas están:

  • La Colección Ornitológica Phelps
  • la Estación Biológica en Rancho Grande
  • INPARQUES
  • FUNPZA
  • MinAmb
  • Universidad Central de Venezuela, sedes de Caracas y Maracay
  • Voluntariado
  • El Museo Instituto de Zoología Agrícola

Todas estas instituciones han cooperado en seguir dándole continuidad al desarrollo y divulgación de programas complementarios, dirigidos a la conservación de las aves migratorias de origen boreal, austral y neotropicales, en esta importante región de alta biodiversidad en Venezuela.

ESPECIES MIGRATORIAS ANILLADAS

Entre las especies de aves migratorias neotropicales que pueden ser capturadas durante el proyecto, se encuentran:

  • Águila Pescadora (Pandion haliaetus)
  • Halcón Peregrino (Falco peregrinus)
  • Halcón Migratorio (Falco columbarius)
  • Reinita de Charcos (Seiurus noveboracencis)
  • Reinita Rayada (Dendroica striata)
  • Candelita Migratoria (Setophaga ruticilla)
  • Reinita de Connecticut (Oporornis agilis)
  • Paraulata Cara Gris (Catharus minimus)
  • Paraulata Cachetona (Catharus fuscescens)
  • Golondrina de Horquilla (Hirundo rustica)
  • Pájaro Arrocero (Spiza americana)
  • Reinita Gorro Gris (Vermivora peregrina)
  • Reinita Trepadora (Mniotilta varia)
  • Julian Chiví Ojirrojo (Vireo olivaceus)
  • Golondrina Parda (Riparia riparia)

    

        Granicera hermosa                                            Tangara lider

    

      Reinita de charcos                                  Tangara pintada

 

 

 

 

 

Todos los Derechos Reservados

RIF: J-00209922-4

Calle Cumaco con Arichuna.
Edif. Sociedad Venezolana
de Ciencias Naturales.
2do piso. Urb El Marqués

T: +58-212-272.87.08

E: info@audubonvenezuela.org

W: www.audubonvenezuela.org

Colabora con esta iniciativa

Hazte miembro

Haz una donación